Feb 282013
 

Desde que empezamos a organizar el viaje nos imaginamos terminarlo en África con un safari. En nuestro viaje hemos visto muchísima naturaleza, algunos de los sitios más increíbles del planeta. África no podía faltar. Y dentro de África, Tanzania es el lugar de referencia para ver vida salvaje. Yo también tenía ganas de ir al Delta del Okavango, en Botswana, pero en esta época no se puede ir porque hay aún mucha agua. Será para otra ocasión.

En nuestra línea organizamos el viaje con muy poco tiempo de antelación. Lo confirmé con la agencia el 31 de enero para empezar el 20 de febrero. Un safari no lo puedes organizar tú por tu cuenta, tienes que contratarlo con una agencia. Busqué por internet agencias locales e internacionales y pedí propuestas. Prácticamente todas las propuestas combinaban safari con unos días en la playa en Zanzibar. Tras algunas reflexiones en familia y con los consejos de algún viajero que conoce bien África (gracias Juan Pablo) nos decidimos por pasar 7 noches de safari y 4 en la playa. Las ofertas que recibí fueron de lo más dispar. La más cara era el triple de precio que la más barata. Al final me decidí por una agencia inglesa que tenía buenas referencias en internet y me parecieron muy profesionales. Su página web tiene una gran cantidad de información y me pareció muy útil. En fin, que unos españoles que viven en Bélgica contratando un viaje a Tanzania con una agencia inglesa y pagando en dólares americanos. El mundo global.

Tanzania tiene una población similar a España en el doble de superficie, aunque hay zonas muy poco pobladas. Es uno de los países más pobres del mundo. Según Naciones Unidas el 90% de la población vive con menos de 2 dólares al día, y el 60% con menos de 1. Esto contrasta muchísimo con los precios de los servicios al turista, que están a nivel de lo más caro que hemos visto en nuestro viaje alrededor del mundo.

Teníamos que quedarnos una noche en Dar Es Salaam antes de empezar el safari. El trayecto del aeropuerto al hotel nos dejó claro que no tiene nada que ver con Namibia. Hay mucha más gente en todos sitios y digamos, ves más confusión. Se acerca más probablemente a lo que te esperas de África.

Nos quedamos en el hotel porque al día siguiente nos íbamos temprano en un vuelo local a Arusha, desde donde salíamos en safari.

El aeropuerto doméstico de Dar Es Salaam está al lado del internacional, pero no tiene nada que ver. Es minúsculo. Llegas al mostrador de tu aerolínea y dices tu nombre, miran en las listas y marcan con el bolígrafo que has llegado. Te pesan el equipaje, te ponen una etiqueta y se lo llevan. No te piden ningún documento en ningún momento. Allí operan unas cuantas aerolíneas locales con aviones pequeños. En principio nuestro vuelo era a las 9:00 y hacía un par de paradas antes de llegar a Arusha. Pero nos dijeron que íbamos a salir a las 10:15 e íbamos a ir directos. Pues mejor. En la avioneta, una Cessna de 12 plazas, sólo íbamos nosotros y una pareja más. El vuelo fue tranquilo y tardó un par de horas. Lo bueno de esto es que se pueden usar todo tipo de aparatos electrónicos en cualquier momento del vuelo, por lo que fuimos entretenidos leyendo, blogueando, ordenando fotos, los niños jugando.

DSCN8466

IMG_2335

DSCN8469

DSCN8471

DSCN8472

Llegamos a Arusha y nos estaba esperando nuestro guía Sam, con el que pasaríamos los siguientes días de safari. Sam tiene un porte muy elegante y es muy educado. Habla inglés y francés y unas palabras de español, además de una docena (!) de lenguas locales. Es hijo de madre tanzana y padre cubano. Su padre era un soldado cubano que acompañó al Ché Guevara en su fallida aventura africana del año 65, cuando vino con 14 soldados a apoyar a los revolucionarios del Congo. Su base de operaciones era Tanzania. El padre estuvo aquí unos años pero cuando Sam tenía 4 años se marchó a Sierra Leona y nunca supo más de él.

En el camino vimos alguna escena muy africana, encontramos monos babuinos.

IMG_8185

IMG_8169

IMG_8190

IMG_8212

Al llegar al borde del cráter nos hicimos unas fotos desde el mirador (que estaba en obras), desde donde ya vimos a lo lejos algunos animales.

IMG_8202

IMG_8203

IMG_8208

IMG_8204

Durante el safari hay varios tipos de alojamientos posibles. La parte más importante del safari la contratamos en campamentos. Son sitios más pequeños que los grandes lodges, las comodidades son más limitadas, pero prometen una experiencia mucho más “africana”, más cercana a la naturaleza. El primer sitio al que íbamos era un campamento en el borde noreste del cráter del Ngorongoro, unos centenares de metros pasada la puerta de entrada a la carretera de bajada. El sitio es precioso y las tiendas nos parecieron fantásticas. Como estás en el medio de la naturaleza, después de cenar te tienen que acompañar a la tienda y de noche no puedes salir solo. Si tienes una emergencia usas una radio que hay en la tienda y viene un masai a acompañarte. De todas formas en la tienda tienes de todo. Un wc, un lavabo y una ducha de cubo. Cuando te quieres duchar viene uno y te la rellena con agua caliente. Antes de cenar encienden una hoguera con unas sillas alrededor, con la vista del borde del cráter… Sólo estuvimos una noche pero nos encantó.

IMG_8236

IMG_8219

IMG_8272

IMG_8311

IMG_8370

Por la mañana cuando nos levantamos los masai nos enseñaron unos elefantes que estaban comiendo cerca del campamento.

Bajamos al cráter y enseguida empezamos a ver los primeros animales. El cráter mide unos 20 km de diámetro en su parte más larga, unos 260 km2 y 600 metros de profundidad. Se formó hace unos 2 o 3 millones de años tras una gigantesca explosión de un volcán que debía medir alrededor de 5000 metros de altura. Contiene unos 25000 animales grandes, entre ellos los llamados “big five” o “cinco grandes” que no lo son porque sean los más voluminosos sino porque son los más difíciles de cazar a pie. Son el león, el rinoceronte, el búfalo, el elefante y el leopardo. En el cráter vimos todos menos el leopardo, que es el más difícil. En todo caso la cantidad de animales es espectacular, y el sitio es precioso.

IMG_8382

IMG_8401

IMG_0430

IMG_0475

IMG_0457

IMG_8418

IMG_8437

IMG_0476

IMG_8453

IMG_0593

IMG_8572

Vimos varia hienas, una con dos bebés.

IMG_8548

IMG_8563

IMG_0656

IMG_0638

IMG_8592

IMG_8621

IMG_8625

Los pumbas en el reparto de caras del reino animal llegaron de últimos, ya sólo quedaba esta

IMG_8626

Y los ñus de penúltimos.

IMG_8634-Version-2

IMG_8704

IMG_8696

En el lago hay miles de flamencos.

IMG_0673

IMG_8639

Este estaba buscando novia.

IMG_0724

El avestruz tiene un cerebro muy pequeño.

IMG_8682

IMG_0708

Esto es una gacela Thomson.

IMG_0727

IMG_0728

Tuvimos la gran suerte de ver un serval, un felino muy difícil de ver.

IMG_0759

IMG_8749

Este fue el único león que vimos en el cráter.

IMG_0683

IMG_8655

Y los rinocerontes.

IMG_0855

Y jirafas y otros bichos.

IMG_0864

IMG_8917

Estuvimos unas cuantas horas viendo animales y luego comimos en una zona de picnic que hay en el cráter al lado de una laguna llena de hipopótamos. Había como más de 50 coches. Nos dijo Sam que en temporada alta llega a haber 200 coches en el cráter al mismo tiempo. Nos pareció un poco de abarrote.

Nuestro primer día de safari fue muy completo. Nos esperaban otras cuatro noches en el Serengeti y alrededores, primero dos noches en un campamento que se llama Olduvai y otras dos en uno más básico llamado Ronjo. Éste último es móvil. Cada 2 o 3 meses lo cambian de sitio, siguiendo el movimiento de los animales.

El Serengeti es famoso por la migración anual de alrededor de 3 millones de animales, que se mueven entre Masai Mara en Kenia y el Serengeti en Tanzania. Es lo que llaman la Gran Migración y mucha gente viene aquí a ver solo eso. Es muy difícil prever donde van a estar los animales porque se mueven kilómetros todos los días. En principio nos habían dicho que estaban en Ndutu, una zona fronteriza entre la reserva del Ngorongoro y el Serengeti. Fuimos allí desde Olduvai en nuestro segundo día de safari. Allí vimos animales pero vimos muchos más el día que entramos en el Serengeti a través de la carretera principal, desde una colina que se llama Naabi Hill. Cuando estuvimos en Ronjo fuimos más hacia el centro del parque. Pongo unas fotos de lo más destacado.

En el camino a Ndutu vimos unas leonas descansando.

IMG_9010

IMG_0912

¡Lo cazó! Tanzania es un paraíso para las aves. Las hay de todos tipos tamaños y colores.

IMG_0914

Buitres.

IMG_9038

IMG_9049

En Ndutu vimos un poco de todo.

IMG_9104

IMG_9176

IMG_0968

IMG_0969

IMG_9127

Pero creo que sin duda lo más espectacular que vimos en todo el safari fue a 5 guepardos (una madre y sus 4 hijos) cazando un pequeño antílope. Ver los guepardos ya es difícil, pero verlos cazando es una suerte.

Primero los vimos bastante de cerca andando por la llanura hacia donde había unos antílopes. Los guepardos aprenden a cazar con su madre durante 2 años. La madre va de primera y los niños detrás.

IMG_1010

IMG_9216

IMG_1007

En un momento dado los hijos esperan y la madre se adelanta.

IMG_9233

Y de pronto empieza la carrera.

IMG_9238

Nuestro guía nos explicó que durante la caza no debemos acercarnos más. Los guepardos alcanzan hasta 100 km/h en distancias cortas de unos 500 m. Utilizan muchas energías en cazar. Si les molestas y no consiguen cazar, pierden energías, no las recuperan porque no comen, y pueden entrar en un círculo vicioso, como no comen están débiles y no consiguen cazar y cada vez se debilitan más. Y con 4 hijos la necesidad es mayor. Esta madre tuvo mucho éxito porque hay una mortandad muy elevada de cachorros.

Nos adelantamos después de la carrera para ver si había tenido éxito en la caza y efectivamente, había cazado un pequeño antílope. Lo que vimos a continuación fue de lo más simpático (para todos menos para el antílope). La madre les deja el antílope a los 4 hijos. El antílope intenta escapar varias veces y los 4 detrás. De esta manera practican la caza los hijos. Nos dijo el guía que esto lo hacía porque el antílope era muy pequeño y no había riesgo de fuga, sino no lo haría.

guepardos1

guepardos2

guepardos3

IMG_1072

IMG_1086

IMG_1107

Mientras los 4 jugaban a cazar la madre descansaba con la respiración jadeante y la lengua de fuera después de la carrera. Al rato vino y mató al antílope y se lo comieron.

IMG_9349

IMG_9355 copia

IMG_9378

Todo esto ocurrió a pocos metros de nuestro coche. De hecho fueron llegando mucho más coches y al final yo creo que les estábamos agobiando un poco a los bichos, aunque la verdad es que seguían a lo suyo y no parecía importarles. Nosotros estábamos todos emocionados con el National Geographic allí delante nuestro.

IMG_9388

Nos marchamos y al rato Sam recibió otro soplo por la radio, otros guepardos habían cazado y se lo estaban merendando. Estos eran tres.

IMG_9405

IMG_1294

No nos lo creíamos la suerte que tuvimos de ver tanto guepardo.

Vimos un león macho descansando debajo de un árbol. Carmen dijo que era muy guapo, que si ella fuese una leona se casaría con él.

IMG_9522

IMG_1439

Antes de marcharnos vimos un coche atascado en el barro y Sam dijo que íbamos a ver si les podíamos ayudar. Eran cinco italianos de Módena que llevaban allí más de una hora. Su guía se confió en una zona con mala pinta y la rueda trasera izquierda se hundió totalmente. Cuando llegamos nosotros no había ningún coche más pero habíamos pasado por allí antes y les habían intentado ayudar sin éxito. Pero al poco de llegar nosotros empezaron a llegar más coches porque estaban acabando los safaris. Quedarse atascado en esta época de lluvias debe ser bastante común y los guías se ayudan unos a otros. Sam intentó primero sacarlo tirando con nuestro coche pero ni se movió. Luego llegó un coche que tenía un cabrestante y lo intentaron entre los dos, pero nada, no se movía. En el medio de esta escena solidaria vimos como una pasajera americana de este coche se alarmaba porque temía que se quedasen ellos también atascados. Corrió a su pareja y le dijo que hablase con el guía para marcharse de allí inmediatamente. A todo esto llegaron más y más coches, allí todo el mundo opinando e intentando ayudar. Pero el que controlaba el tema allí era nuestro Sam, que enganchaba cadenas de un lado para otro, cavaba con la pala, hacía de todo, eso sí, no se manchó ni los zapatos, el tío acabó impecable como empezó. Cuando ya llevaban muchos intentos uno de los italianos, visiblemente preocupado, vino a hablar con Sam, que le dijo que no se preocupase, que el señor aquel que uno de los tipos que había llegado hacía un rato era el Director de Operaciones de la empresa del coche y que de alguna u otra manera los iban a sacar. Yo creo que el italiano ya se veía durmiendo al raso con los leones, pero tiene su gracia que tenga que ser nuestro guía el que lo apacigüe y no el personal de su empresa. Al final vinieron un par de coches más y lo acabaron sacando entre cuatro coches. Fue un rato muy entretenido y un auténtica demostración de solidaridad africana.

Esto es al llegar.

IMG_9548

Primer intento con nuestro coche.

IMG_9558

Luego con dos coches.

IMG_9567

Luego lo intentaron desde atrás con dos y tres coches… y hasta con cuatro (José en primera línea siguiendo toda la operación bien de cerca).

IMG_9570

Y con cuatro salió.

IMG_9571

 

Volvimos al campamento viendo más bichos por el camino. Una cosa divertida de esta zona es que puedes andar por fuera de la carretera. En el Serengeti no puedes hacerlo, pero aquí sí. Vas por las llanuras inmensas llenas de ñus, cebras, antílopes.

En Olduvai fuimos a ver la puesta de sol con los masai a un alto que tiene una vista espectacular. La vista del campamento en el atardecer es preciosa.

IMG_9592

IMG_9639

IMG_9631

IMG_9679

A la mañana siguiente también fuimos a dar un paseo con un masai por la garganta del río. Fue muy entretenido, un paisaje muy bonito, vimos jirafas y cebras y charlamos con el masai que nos contó cosas interesantes sobre cómo viven. Por ejemplo, van a todos sitios andando. De hecho cuando viajas por aquí ves por todas partes masais solos o acompañados andando por sitios de lo más inhóspito. Le preguntamos que si había salido alguna vez de Tanzania y nos dijo que sí, que una vez había ido con un amigo a ver a unos parientes en Kenia… andando. Le llevó cuatro días. No está mal.

IMG_1567

IMG_9732

IMG_9748

 

Después del paseo nos fuimos al museo de Olduvai. Resulta que este sitio es uno de los lugares arqueológicos más importantes del mundo. Se encontraron restos de antecesores del hombre de millones de años de antigüedad. Y también hay unas huellas muy famosas que tienen 3,5 millones de años.

IMG_9780

IMG_9783

 

Camino al Serengeti vimos cada vez más densidad de los animales que participan en la migración, básicamente ñus y cebras pero también antílopes. Llegó un momento que hacia todos lados hasta donde te alcanzaba la vista veías bichos.

IMG_1608

IMG_1617

IMG_1637

 

A la entrada del parque comimos nuestro picnic con unos compañeros un poco inquietantes. Los marabús son unos aves enormes, carroñeros, muy feos, que normalmente están por donde andan los buitres. Aquí en la zona de picnic andan a ver si les cae algo.

IMG_9844

IMG_1701

 

Desde lo alto de la colina de Naabi Hill se veía la extensión de la llanura llena de animales, mirases a donde mirases. Impresionante.

IMG_9882

Cuando nos metimos más adentro en el parque vimos muchos elefantes.

IMG_1805

IMG_1824

IMG_1879

IMG_9975

IMG_9997

IMG_0034

 

En Ronjo también había una hoguera para sentarse alrededor.

IMG_0111

Al día siguiente, en la parte central del Serengeti vimos más escenas salvajes.

IMG_0161

IMG_0174

IMG_0176

IMG_0177

Los paisajes son muy bonitos, y especialmente me gustan los árboles.

IMG_0158

Estos elefantes se dieron unos besos enormes delante de nosotros. El macho estaba que se salía. Pensamos que iban a hacernos un numerito en directo pero no, la cosa quedó ahí.

elefantes

IMG_0228

El único de los “cinco grandes” que nos quedaba por ver era el leopardo. Hay muchos, pero no son fáciles de ver. Vimos uno en un árbol (se ve en la primera foto de abajo). Luego se bajó y fue hacia una zona donde había gacelas y pumbas. Estuvimos un rato a ver si cazaba pero no se decidió. Los leopardos no tienen la velocidad de los guepardos. Tienen que moverse muy sigilosamente hasta menos de 10 m de la presa y entonces saltar sobre ella.

IMG_2141

IMG_0240

Más leones…

IMG_2179

…gacelas y antílopes, en este caso un waterbok…

IMG_2193

IMG_2198

IMG_2200-Version-2

…y cebras y más cebras.

IMG_0425

Fuimos a una laguna de hipopótamos donde hay cientos. Están todos amontonados, haciendo sus necesidades unos encima de los otros. Lo del roce del día día en el caso de los hipopótamos debe ser muy duro. Será por eso que tienen ese mal humor. Hay escaramuzas continuas. A la mínima abren la boca, y la verdad es que atemoriza bastante. Este animal es el que más hombres mata al cabo del año en África.

IMG_0268

hipos

hipos2

Y se nos acabó el safari. Esa noche en Ronjo coincidimos con una familia que la madre resultó ser colega de la Comisión, Cécile, con su marido Frederik y sus hijos Tristan y Roman. Cenamos juntos y lo pasamos muy bien con ellos. Los niños estuvieron haciendo fotografía nocturna. Quedamos en vernos en Bruselas para cuando ellos vuelvan (viven en Mauricio), ¡somos vecinos en Etterbeek! Mundo pequeño.

IMG_0376

IMG_0372

IMG_0373

Después de estos cuatro días intensos de safari entiendo porqué mucha gente dice que es adictivo. Me encantó y me hubiese quedado otros cuatro o cuarenta.

Las dos noches siguientes íbamos a estar cerca del Ngorongoro en un lugar muy bonito en el que básicamente descansamos y vagueamos antes de marcharnos a Zanzíbar. Es una granja que montó un inglés después de la independencia, cuando se encontró que el gobierno tanzano le regaló unas tierras en agradecimiento a los servicios prestados. Montó una plantación de café y poco a poco lo fue ampliando a otras cosas, y ya en los años 70 montó una casa de huéspedes que es el origen del hotel actual. La plantación sigue funcionando y hay además 7 hectáreas de huerto con el que abastecen de productos al restaurante.

En el camino nos paramos de nuevo en el borde del cráter para hacer unas fotos.

IMG_0443

IMG_0438

Y resultó que acabamos haciendo de modelos publicitarios, porque llegó un coche de una empresa de safaris con una fotógrafa profesional y un masai para hacer unas fotos y nos pidió si queríamos posar con el masai, que nos hacía unas fotos y nos las enviaba. De aquí a un par de semanas igual aparecemos en su página web.

Os dejo por último un par de fotos más de escenas africanas. Como lo que se viene a ver aquí son animales apenas he incluido fotos de paisajes, pero son fantásticos.

IMG_0471

IMG_0434

Estos son jóvenes masai después de la circuncisión. Se visten de negro y se pintan la cara de blanco durante una temporada.

IMG_0739

Jorge






 Posted by at 09:14

  6 Responses to “Tanzania: Ngorongoro y Serengeti”

  1. Qué pasada, chicos! Menudo broche de oro a vuestro viaje vital.

  2. Joseiño tienes razón, Namibia era solo un aperitivo en cuanto al mundo animal. Hemos visto las fotos con mucho interés y nos han encantado todos los animales. Pablito dice que él es el bebe elefante. Nos impresionaron mucho los “besos de la boca” de los elefantes, Pablito le dijo a Carmiña que eran novios y a ella no le pareció nada bien.

    Jorge, estás igualiño a Indiana Jones, te sienta bárbaro el modelito de explorador. Besos a todos

  3. Vaya look de exploradores. Parecéis reporteros del National Geographic .
    Bss

  4. Veo que sigue todo igual despues de 20 años, ahora que yo estuve en un hotel mucho mejor. Tengo ya muchas ganas de veros. Prepararos que os voy a dejar sin cara de tantos besos que os voy a dar.
    Muchos besos

  5. Más animales que cuando fuimos nosotros, ya 20 años Carmiña?, era época más seca, finales de enero-primeros de febrero

  6. Q suerteeeeee!!!!!!!!
    Memorias de África total!!!!!!
    Un beso muy muy fuerte para todos
    Tengo muchas ganas de veros
    Os quiero mucho

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)