Feb 132013
 

Hicimos el vuelo más largo de todo el viaje, casi 13 horas desde Hong Kong a Johannesburgo. Fue de noche, así que intentamos dormir. Después de pasar unas horas en el aeropuerto, cogimos el vuelo a Windhoek, la capital de Namibia. Por la diferencia horaria llegamos hacia media mañana. Desde el avión ya vimos como había cambiado el paisaje entre Asia y África. Llanuras inmensas de color rojizo, con carreteras que parecen hechas con un lápiz y una regla y sin ninguna ciudad a la vista.

IMG_2171

Namibia es un país extenso y poco poblado, casi el doble que España y 2 millones de habitantes. La zona de costa es una gran franja de desierto (2.000 kms de largo por entre 80 y 200 kms de ancho). Fue colonia de Alemania y se sigue notando su influencia. Después formó parte de Sudáfrica y en el año 1990 se independizó. Está dividida en 13 regiones, correspondiente a 13 etnias diferentes. El 50% de la población pertenece a los Ovambo que son originarios del norte del país. Es una de las democracias más estables de África, incluso creo que de más porque el mismo partido político lleva en el poder desde la independencia. Para el viajero tiene muchas ventajas, es un país seguro, no hay problemas médicos y puedes viajar por tu cuenta con distintos presupuestos.

Antes de llegar Raúl y Belén nos habían dado muy buenos consejos de qué hacer en Namibia. No pudimos coincidir con Belén, pero cuando llegamos pudimos estar con Raúl y su hijo Yago, que nos recibieron estupendamente y con los que nos sentimos muy bien.

La idea del viaje era ir primero hacia el norte y dedicarnos más a la parte de animales (decidimos no llegar hasta el parque nacional de Etosha, el más famoso del país, porque estaba lejos y ese tipo de actividades las dejábamos para Tanzania). Pasar después por la costa, por Swakopmund, y de allí ir al sur al desierto. Habíamos mirado algo antes pero no teníamos nada reservado, así que al llegar a Windhoek nos pusimos manos a la obra.

Raúl nos había advertido que lo más peligroso en este país es confiarte en las carreteras. La mayoría de los accidentes se producen con un solo vehículo, las distancias son largas, las carreteras no muy buenas y las rectas interminables. Nos dimos cuenta de que, además de tener cuidado, lo mejor era viajar en 4×4, aunque no imprescindible. Habíamos alquilado un coche que nos pareció de este tipo pero no lo era, así que decidimos cambiarlo por uno tipo Pick-up 4×4 que resultó ser lo que más se usa aquí.

A la mañana siguiente antes de salir hacia el norte, cambiamos el coche y fuimos al supermercado. Una vez listos y con el calorón empezamos el camino. Están en la época de lluvias y hace mucho calor. Este año decían que la lluvia se estaba retrasando y que es preocupante. Vimos muchísimos cauces de ríos secos y en los días que estuvimos allí solo vimos una buena tormenta en Windhoek, el resto solo cayeron algunas gotas.

Nuestro primer destino era Erindi, la reserva privada de animales más grande del país. El paisaje es muy bonito y este primer trayecto está bastante bien, es asfaltado hasta llegar a la desviación de la reserva.

Nam1

Se ven enormes termiteras por todas partes.

NAm2

Mientras entrábamos por la reserva vimos algunos animales, pero fue cuando vimos jirafas por el camino que nos quedamos impresionados. La cara de asombro de Carmen era todo un poema. Allí teníamos a nuestro lado tres jirafas, y esto solo era el principio.

Nam4

Nam3jirafa

En Erindi nos quedamos en una parte que tienen con casitas con un par de habitaciones y salón-cocina. En esta parte también hay camping, que tiene mucho éxito en este país. Allí estuvimos 3 noches.

NAB 5

La zona de casas y camping está vallada para que no entren los animales salvajes. Delante de las casas hay un lago que es donde vienen a beber los animales y es muy interesante la variedad de animales juntos.

nab6

IMG_4855

El día de la llegada pasamos un buen rato viendo el lago, en la piscina y preparando una barbacoa.

Al día siguiente por la mañana nos levantamos antes de amanecer para ir a ver animales. A esas horas hace bastante fresquito. Además los vehículos en esta reserva son abiertos.  Disfrutamos mucho viendo toda clase de animales, desde dik-diks (el antílope más pequeño del mundo), garzas, ñus, cebras…

Erindi1… jirafas,  y al final del recorrido por fin vimos un elefante, se llamaba Oti y se dejó ver de bastante cerca.

Erindi2

Después de pasar el día en casa esperando a que pasasen las horas de calor, por la tarde hicimos un recorrido sin guía. Es algo que nos gustó en esta reserva, hay una ruta para hacer tu mismo. Seguimos viendo animales pájaros, gacelas, hipopótamos, warthogs  (aquí todo el mundo les llama pumba como en “El rey león”), tortugas, buitres, avestruces…

Erindi3 Erindi4

Al día siguiente fuimos a una reserva Okonjima, donde hay guepardos. Gestionan una fundación, Africat,  que se dedica a protegerlos porque están en estado de conservación “vulnerable”. Son unos animales preciosos. Viven en zonas llanas y con poca vegetación donde puedan ver bien a su presa.Pueden llegar a alcanzar los 110-120 Km/h en carrera. Son bastante exquisitos, sólo comen carne blanda y recién muerta. Son solitarios, solamente están en grupo cuando son jóvenes y su madre les está enseñando a cazar. Son preciosos y llama la atención el color ámbar de sus ojos.

IMG_8648

IMG_5212

Africat

De vuelta a Erindi, una de las cosas más entretenidas era ir a cualquier hora al lago-bebedero a ver animales. Ese día por la noche  vimos a un par de cocodrilos que acababan de cazar un warthog. Era bastante impresionante verlos con la boca llena de sangre a tan solo un par de metros de donde estábamos nosotros. En un momento pensé que si no serían capaces de pasar la verja aunque esté electrificada.

cocros

Después de esto hicimos un fuego y una barbacoa.

IMG_2177

Nuestro siguiente destino: Damaraland, la tierra de los elefantes del desierto. Los viajes en Namibia son largos. A partir de aquí apenas encontramos carreteras asfaltadas, la mayoría son pistas, aunque muy anchas y relativamente en buen estado. Tardamos alrededor de 5 horas en recorrer menos de 300 kilómetros. Hace mucho calor y hay que ir muy atento a la conducción. Nos sorprendió los pocos coches que nos cruzamos en el camino. Pero el viaje es muy bonito, con unos paisajes preciosos. En la última parte del camino vimos algunos puestos al lado de la carretera, algunos de tribu himba, con los que nos pararíamos unos días más tarde.

IMG_5403

IMG_5430

IMG_5444

Llegamos a nuestro destino por la tarde. El alojamiento es uno de los que más nos ha gustado en el viaje. Está integrado entre unas rocas con vistas al desierto. Las habitaciones son muy bonitas, la nuestra tenía esta terraza.

IMG_5513

Y este cuarto de baño al aire libre.

IMG_5501

Al lado del baño había una zona donde instalaron una tienda de campaña para José y Yago. Tenía camas de campaña, con nórdicos (por la noche hace bastante frío), mesita de noche y lámpara, no les faltaba ninguna comodidad.

IMG_5500

El atardecer fue espectacular.

IMG_5650

Y la noche estrellada una preciosidad.

IMG_5669

A la mañana siguiente salimos al amanecer a buscar a los elefantes del desierto. En esta zona viven unos elefantes que se han adaptado a la vida en este medio. En la época de lluvias emigran hacia el norte, al parque nacional de Etosha. Como este año apenas ha llovido todavía están aquí, es una suerte para nosotros porque normalmente en estas fechas no deberíamos de poder verlos. Pero  es una mala señal de sequía.

Van en grupos y pueden recorrer en un día hasta 40 kms. Como están adaptados al desierto no necesitan tanta agua como otros elefantes, ni necesitan beber todos los días. Nos dirigimos hacia la zona donde los habían visto el día anterior. Llegó un momento que salimos de las pistas y empezamos a ir por el lecho seco de un río que es de arena. Desde hace años no lleva agua, incluso en una zona hay un pueblo que parece que está en la zona de inundación del río. Antes los elefantes pasaban por el pueblo y hacían muchos destrozos buscando agua. Ahora han construido una especie de bebedero y ya no molestan a los del pueblo. Desde ese punto, nuestro guía fue buscando a los animales. Vimos huellas en la arena que nos explicó que eran de esa mañana y seguimos la dirección que marcaban. Otra cosa que ayuda es que los elefantes están constantemente comiendo  y por lo tanto se ven las ramas que acaban de arrancar. El comer tanto tiene una consecuencia directa, hay un rastro de “zurullos” que suelen dejar cada 20 minutos. Fuimos un rato siguiendo las pistas muy emocionados porque no siempre es posible encontrarlos y  después de un rato por fin los vimos. Había alrededor de 14 a lo largo del cauce, de ambos lados y desde animales mayores hasta uno joven que se acercó a “jugar” con nosotros. Son animales que pueden llegar a ser peligrosos y sobre todo cuando hay hembras con crías. No te debes cruzar en su camino ni ponerte en su ruta. Con el tamañito que tienen si se enfadan debe de dar mucho miedo.

IMG_5708

IMG_5727

IMG_5743

Unas cuantas fotos de los elefantes.

elefantes2

IMG_5985

IMG_5867

elefantes1

IMG_5856

 

Este es un bebé juguetón que vino a vernos.

 

Y el bebé mamando. Si os fijáis tiene la trompa doblada hacia arriba.

IMG_5992

Después de tantas emociones, nos paramos y nuestro guía nos dió un desayuno buenísimo

desayuno

Nuestro guía nos había dicho que en esta zona también hay leones. Vimos huellas en la arena y empezó a seguir el rastro. Salimos del cauce del río y fuimos por una zona desértica. Allí se veían algunas huellas y las seguimos pero cuando llegamos a una zona grande de matorrales las perdimos. Así que los leones, esperamos verlos en otra parte.

IMG_5944

IMG_5964

IMG_5977

Hay otros dos sitios interesantes en esta zona. Twyfelfontein y Organ Pipes.

El nombre del primero tiene una historia curiosa que no tiene que ver con las grabados rupestres, el verdadero interés del sitio. Se encuentra en una zona muy árida. En este lugar se estableció después de la Segunda Guerra Mundial y durante 12 años un ganadero sudafricano que tenía ovejas. Cada vez que alguien lo iba a ver el ganadero decía que no sabía si aguantaría un año más porque no sabía si le iba a llegar el agua. Siempre lo veían cavando y sin saber si el agua le llegaría, así que llamaron al sitio la “fuente incierta o dudosa”, Twyfelfontein.

Este es el único sitio de Namibia declarado patrimonio de la Humanidad, lo cual es bastante sorprendente porque hay otros que también podrían serlo. Se tratan de unas grabados rupestres en piedra al aire libre. Pueden tener una antigüedad de 5.000 años. Representan los animales que había en aquella época, y casi todos siguen presentes en la zona. Apenas está representada la figura humana. Una de las más conocidas y bonitas es este león

IMG_9447

Además hay esta de un elefante, gacelas….

IMG_9461

Hay incluso unos grabados que son muy básicos y se cree que eran para enseñar a los aprendices.

Por últimos visitamos Organ Pipes. En un pequeño cañón se encuentra una formación geológica de basalto bastante particular, la forma de las rocas recuerdan los tubos de un órgano.

IMG_6137

IMG_9501

En el camino de vuelta vimos este ave, un águila culebrera de pecho negro

IMG_6186

Y también esta pista de aterrizaje!!!!

IMG_9173

Por la noche subimos a ver la puesta de sol a una roca detrás de nuestro lodge. La vista del desierto era espectacular y la puesta de sol también.

sunset

IMG_6254

IMG_6270

Siguiente destino, Swakopmund, o cómo llegar a la costa a través del desierto.

Mónica

 






  6 Responses to “Primeros días en Namibia: Erindi y Damaraland”

  1. Muy bonitas las fotos y buena pluma. Habeis dejado muy buena huella en namibia. Esperamos que Tanzania este siendo divertido!

  2. Que suerte ver tantos animales. A nosotros lo que más nos ha impresionado son los cocodrilos. Los niños quieren ir ya a Namibia. Me encanta el baño, de lo más rural.

  3. ¡¡ Me ha encantado !! Otro lugar más a la lista de “pendientes”…

  4. Os sorprendió la pista de aterrizaje? Pues en esa y otras aterrizamos el grupo IFA cuando recorrimos Namibia en los Cesnas

    • Solo aterrizamos en Windhoek, el resto lo hicimos en coche. Ha sido en Tanzanis donde hemos aterrizado en pistas de tierra, toda una experiencia.
      M

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)