Aug 222012
 

Pasamos de América del Norte a América del Sur y la cosa es diferente.

Llegamos a Quito bastante cansados. Volamos el sábado de San Francisco a Miami, esperamos 4 horas y de allí a Quito, en total como 14 horas. El domingo nos lo tomamos con tranquilidad. La ciudad está a 2.800 metros de altitud y es mejor tomárselo con calma. Además, la prisa es un concepto desconocido en estas latitudes. Pero la gente es amabilísima.

Después de EEUU con el presupuesto echando humo decidimos gastar menos, así que optamos por un hotel familiar, bien situado entre el aeropuerto y el centro, pero por 85$ la noche para los cinco no se pueden pedir grandes lujos. Eso sí, la gente muy amable, por ejemplo nos dieron de desayunar el primer día a las 11:30 a pesar de que el desayuno terminaba a las 9. En cuanto terminamos nos fuimos al centro histórico. Hay mucha seguridad (en cada esquina hay un policía) por lo que vas  con mucha tranquilidad. El domingo es el día más animado. Está lleno de gente paseando. Hay grupos de música tocando, gente vendiendo comida en la calle, artesanías, realmente es un paseo bonito.El centro histórico es Patrimonio de la Humanidad, es muy bonito y está bien mantenido y restaurado. Las calles muestran el nombre actual y también los nombres antiguos.

Visitamos la Plaza Grande o de la Independencia (con el monumento a los próceres que se levantaron contra los españoles), donde está el Palacio Presidencial y la Catedral. El Presidente Correa ha abierto el Palacio para que lo pueda visitar la gente y hay una cola enorme. No entramos.

Donde sí entramos fue en la catedral, y en ese momento había una boda. Nos quedamos un poco. Se escuchaba la música de la calle mientras estaban en misa, todo un jolgorio. Fuimos también a la iglesia de La Compañía, la iglesia de los jesuitas. Es espectacular, llena de retablos barrocos recubiertos de pan de oro.

Visitamos también la plaza de San Francisco y su iglesia, la más antigua de Quito, la de Santo Domingo y terminamos en una calle muy pintoresca y animada, llena de restaurantes y juegos para los niños en la calle.

El domingo cenamos en Noe Sushi Bar, un japonés con inspiración ecuatoriana que hace sushis muy originales y muchas más cosas. Nos encantó a toda la familia. Lo que nos sorprendió es que pedimos vino y nos dijeron que por orden del gobierno no se puede servir alcohol a partir de las 4 de la tarde. Entendimos que era todos los días. Luego nos enteramos que es sólo los domingos. Se ve que había un número importante de ecuatorianos que les costaba ir a trabajar el lunes por la mañana… Y ojo, la ley es la ley, si la policía te sorprende en estado de embriaguez el domingo, te vas derechito al calabozo tres días.

El lunes vagueamos todo el día e hicimos alguna comprita que nos hacía falta. Por la tarde llegó Estrella con su familia y fuimos a cenar con ellos al restaurante típico “La Choza”. Todo buenísimo.

El martes fuimos a ”La mitad del Mundo”. Nos llevó un guía-chófer en su coche, muy simpático. Nos explicó muchas cosas en el camino. Por ejemplo, que hace poco el gobierno introdujo nuevos límites de velocidad. Si te los pasas, 300 dólares y tres días en el calabozo (un salario normal son 800-1000 dólares, 300 es un salario mínimo). No se andan con bromas. Y como dijo otro conductor, hay que tener en cuenta que “los policías siempre creen tener razón aunque no estén en lo cierto”. Otra medida interesante es la llamada “pico y placa” (??) para combatir la contaminación, similar a lo que se hace en algunas ciudades europeas. Dependiendo de la última cifra de la matrícula, los coches no pueden circular a determinadas horas en determinados días. Si no lo cumples, 100 dólares y te retiran una semana el coche (¡no el carnet!). También nos habló del nuevo aeropuerto que está ya terminado pero falta la autopista que lo une con la ciudad. El aeropuerto actual está en el medio de la ciudad (literalmente). Tiene una pista única, bastante corta. Para más dificultad, Quito está encajonado entre montañas y volcanes, por lo que los vientos laterales suelen ser muy fuertes. Esto lo comprobamos cuando llegamos de EEUU, el avión se movió un montón cuando sobrevolábamos muy cerca de los tejados… Le preguntamos si había habido algún accidente, y nos dijo que sólo uno hace bastantes años, “debido a la impericia del piloto”. Cuando inauguren el nuevo aeropuerto van a demoler el actual y convertirlo en zona verde. Buena idea, aunque el nuevo aeropuerto estará a 2 horas del centro, en lugar de estar a 20-30 minutos.

Volviendo a la Mitad del Mundo, en el siglo XVIII vino una expedición de científicos franceses a hacer las mediciones para determinar el punto de latitud 00 º 00’’ 00’. Ahora allí hay un monumento y un complejo con exposiciones, restaurantes, tiendas de souvenirs. Es muy turístico pero tiene su gracia. La posición del monumento se hizo sin la precisión que proporciona hoy en día el GPS, por lo que hay una diferencia de 200 metros respecto al que ahora se considera el ecuador de verdad. De todas formas fuimos a buscar el ecuador y lo encontramos.

Se puede subir al monumento y tiene una bonita vista desde arriba. Se ve el volcán Cotopaxi, la montaña más alta de Ecuador, con casi 6000 m, un cono perfecto. Dentro del monumento hay un museo etnográfico muy interesante que te explica muchas cosas de todas las tribus indígenas que pueblan Ecuador. Nos los enseñó una guía, una chica joven con ganas de agradar, aunque no podía ocultar que le faltaba cierto rodaje y conocimiento. Daba la impresión que era de las personas que se avergüenza de decir “no lo sé”. El tema etnográfico parecía que más o menos se lo sabía, aunque no explicaba mucho más que lo que venía en los paneles. Hubo sin embargo dos momentos bastante simpáticos.

Uno, en lo alto del monumento, nos apunta a un edificio donde dice que es por donde pasa el verdadero ecuador, y nos dice que allí se pueden realizar “los experimentos científicos clásicos del palito en el agua y del huevo”. El del palito habíamos oído hablar de él: según en qué hemisferio estés, al desaguar el agua gira hacia en un sentido o en el otro. A mi (Jorge) me sonaba algo que había visto en internet sobre un huevo en equilibrio, pero a Mónica le intrigó y preguntó. Tras algunas dudas la respuesta fue que “se trata de un experimento en el que se pone una cuchara en la boca y el huevo encima y se camina por la línea del ecuador”. En el momento nos miramos y nos quedamos estupefactos. Yo creo que a la chica se le mezcló en la cabeza el experimento del ecuador con las competiciones populares en las fiesta de su pueblo (carreras de sacos, baile a dos con naranja en la frente, y carrera con huevo en la cuchara…).

El otro momento fue cuando nos estaba mostrando las costumbres de una tribu de la región Amazónica a donde nos íbamos en unos pocos días. Había una reproducción de una casa/choza de la tribu y entre otras martingalas se mostraba una cabeza reducida clavada en una lanza vertical. Muy segura de si misma, la chica nos aseguró que la susodicha tribu es conocida por la reducción de cabezas humanas. Pero la cosa no quedó ahí. Animada por la cara de entre sorpresa y estupor de todos nosotros, en especial de Carmen, siguió para afirmar categóricamente que en realidad eran caníbales, y por allí por Coca poco menos que no nos atreviésemos a ir… ¡Hala, animando el turismo en la Amazonía ecuatoriana!

En la Mitad del Mundo visitamos también un insectario. Había todo tipo de bichos, cada cual más grande, algunos vivos y otros disecados. Los que tienen José y Yago encima están vivos. Buenas prácticas para el Amazonas. Sin comentarios. Yo (Jorge) me quedé fuera.

Esta es la lectura del GPS del iphone en la línea marcada que atraviesa el monumento:

Y esta es la lectura triple cero, en una carretera a 200 metros de allí (el edificio de investigación científica resultó ser un museo/chiringuito que costaba la entrada 4 dólares, por lo que decidimos no entrar):

 

Jorge y Mónica

 






  5 Responses to “Quito”

  1. Por fin, estábamos ansiosos de nuevas noticias. Como siempre me encanta lo que publicáis. Im pre sio nan te lo de la guía.
    Por cierto Carmen acabo de ver la camisa de cuadros azul y blanca que llevas en la foto de la portada, no me la estropees que es para mis niñas.
    Que sepáis que tenéis club de fans, os está siguiendo mucha gente y le encanta a todo el mundo.
    Un beso muy fuerte.

  2. No tardéis en publicar galápagos, que tenemos unas ganas locas de que nos contéis la experiencia. Moni conecta el whatsapp que tienes varios mensajes que os van a gustar.
    Besos

  3. Me alegra ya saber de vosotros. Estas secuencias Quito, Galápagos deberiáis publicarlas ademas del blog. Qué exotismo y qué bien lo contáis. Estáis guapísimos. Sois muy buenos redactores y ya no dogo fotógrafos.

  4. bonjour vous tous, nous sommes très heureux de pouvoir vous suivre dans votre merveilleux voyage.
    Grâce à vous, nous avons l’impression de voyager un peu avec vous.
    Gros bisous à tous. Laurence

  5. La iglesia de la compañía en Cuzco también os impresionara. Si vais a dormir en Jujuy, hay un hotelito frente al cerro de los colores en Purmamarca que se llama El Manantial del Silencio. Merece la pena, pequeño, limpio sencillo,al llegar parece un Misión. En Atcama nos habíamos alojado en el Explora y hay una excursión a los géiser con baño incluido, se sale de noche pero merece la pena. Creo que Pepin estará de acuerdo y os podrá dejar mas informaciones. Hace tres o cuatro dias que os sigo y ….menudo escritor hay en la familia y ….como se nota la edad, me quedo agotada después de cada lectura. Viaje, petate,cambio de alojamiento, aeropuertos, niños todo el día. En esto ultimo es en lo que mas lo noto. Tu primo de vacaciones en Valencia, Mario en el cole, Estrella de vacaciones y yo paseando por la playa ya casi vacía :FELICIDAD

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)