Aug 212012
 

Yellowstone es El Parque con mayúsculas, de hecho es el primero que se creó en el mundo. Una expedición vino a esta zona a finales del siglo XIX, hicieron fotos y dibujos para llevarlos al Congreso y convencerlos de que los tesoros naturales de esta zona debían ser protegidos. En 1872 se creó el Parque Nacional de Yellowstone. Su superficie es muy grande, como toda la provincia de Lugo o un tercio de Bélgica.  Su riqueza viene de la actividad geotermal y de la diversidad de su ecosistema.

Los americanos esto de la organización lo hacen muy bien. Cuando estábamos viendo la cascada en Yellowstone Canyon vino un ranger y puso un cartel anunciando una charla sobre la geología a las 10:30 y otra sobre los lobos a las 11. Nos quedamos a verlo y fue estupendo. Estábamos como 3 ó 4 grupos para escucharlo. Nos preguntó de donde éramos, si era nuestra primera vez en Yellowstone, cuanto tiempo íbamos a quedarnos. Después comenzó su charla. Se presentó y nos dijo que cada ranger prepara estas pequeñas charlas según sus intereses. Para él este era su quinto verano en Yellowstone y era un apasionado de los lobos y del complejo ecosistema del parque. La geología del parque es muy especial. Es mucho más reciente que el Gran Cañón (sólo unos cientos de miles de años en lugar de cientos de millones). Es una zona volcánica y hubo varias erupciones enormes, la última hace 640000 años… El cráter tenía un diámetro de 50 km. Se calcula que expulsó unos 1000 kilómetros cúbicos de lava, ceniza y gases. Para los que os gusten los volcanes, es más o menos 1000 veces la erupción del Mount St. Helens en 1980.

Para explicarnos la evolución del suelo el ranger puso un ejemplo. Cuando tenemos una patata cruda es dura. Si la cocemos, conseguimos ablandarla con el agua caliente. Lo mismo ocurre con la roca volcánica que constituye la mayor parte del suelo en Yellowstone. La roca es dura pero con la actividad geotermal se reblandece y facilita que el río la erosione, formando este magnífico cañón. En las zonas en donde hay menos actividad geotérmica, la erosión es menor, y es donde se forman las cascadas. En el cañón hay 2 bastante cerca una de la otra, y son espectaculares. Además, Yellowstone está caliente por debajo, hay géiseres, fumarolas, calderas y todo tipo de demostraciones de actividad geotérmica. Cuando pasas por las calderas con olor a azufre, el barro haciendo plop plop te imaginas que alguien vio esto y lo utilizó para describir el infierno. Cada sitio es más alucinante que el anterior. Hay también un lago muy grande precioso, que tiene el nombre del parque.

IMG_8728-yell-canon2

El ranger nos habló también de los lobos. Hacia los años 20-30 del siglo pasado se decidió exterminar los lobos de Yellowstone. El objetivo era aumentar la población de alces para facilitar la caza. Sin embargo, no podían prever los efectos que esto provocaría en el ecosistema del parque. La población de alces aumentó rápidamente y empezaron a arrasar cada año las praderas a lo largo de los ríos, impidiendo que se desarrollase cualquier tipo de árbol. Las nutrias dejaron de encontrar ramas para montar sus diques en el río y se mudaron a otras zonas. Al no haber nutrias, se redujo significativamente la frecuencia de inundación de los prados y con esto se redujo la población de insectos, que sirven de alimento a los peces, que también disminuyeron. En el año 1995 los biólogos del parque consiguieron reintroducir el lobo. Importaron 35 ejemplares de Canadá, acostumbrados a cazar alces. Ahora están en la sexta generación, hay en torno a 100 ejemplares organizados en varias manadas. También han repoblado zonas colindantes al parque, y a veces lejanas. Las nutrias han vuelto a los ríos de Yellowstone.

El ranger nos dijo dónde podíamos ir a ver lobos, y nos preparamos para ir al día siguiente. Son las 7:20 de la mañana hace 45º F (2º C) y vamos a ver lobos.  No hay ninguno, pero por ver el amanecer mereció la pena el madrugón. Carmen no iba muy contenta y nos dijo “a mi si no veo un lobo no me pasa nada”.

Nos dimos cuenta que hacían falta unos prismáticos para verlos y ver otros animales del parque y pueden ser útiles en  otras partes del viaje. Compramos unos entre toda la familia, los niños pusieron 10$ cada uno. Ahora están preocupadísimos en cuidarlos.

En nuestra última noche en el parque conseguimos ver lobos, al anochecer. Desde el Grizzly Point en Hayden Valley, rodeados de fanáticos de los animales salvajes, de la wild life como dice José. Era como un muestrario de prismáticos, cámaras (o camarones como dice Yago), y miras telescópicas a cada cual más grande. Todo el mundo como siempre muy simpático, nos dijeron donde estaban los lobos y nos dejaron verlos en sus cacharros. Con nuestros prismáticos los veíamos sin problema. Vimos una manada de 6 lobos, no muy cerca pero los vimos. Estaban corriendo, jugando y al final tumbados.

Al ser un parque tan conocido se podría pensar que está masificado.  El parque recibe más de 3 millones de visitas a año que se concentran casi la mitad en los meses de julio y agosto. Nosotros nos quedamos en los hoteles dentro del parque. Cuando miramos en marzo ya casi no quedaban plazas. Las dimensiones son tales que ves mucha gente pero solo nos pareció una romería en Old Faithful cuando fuimos a ver el géiser más famoso. Erupciona normalmente una vez cada hora y la gente se concentra para verlo (queríamos grabar un video pero Mónica se olvidó de darle al botón). Aparte de eso sueles tener sitio el los parkings, no hay colas para nada y puedes ver todo, rodeado de gente pero sin aglomeraciones.

Otro sitio espectacular es el Grand Prismatic Spring. Es el segundo manantial natural de agua caliente más grande del mundo. Es precioso porque tiene un colorido espectacular, producido por las colonias de bacterias que se desarrollan a esas altas temperaturas (70ºC).

Hay otros manantiales de agua caliente espectaculares, los Mammoth Hot Springs. La deposición de carbonato cálcico forma unas curiosas estructuras en la colina.

Hay otras muchas cosas fantásticas en Yellowstone. Por ejemplo unas calderas de barro que apestan a sulfhídrico (Yago les llama “cacerolas”).

En fin, una pasada y un sitio fantástico para terminar nuestro periplo norteamericano.

 






 Posted by at 02:36

  3 Responses to “Yellowstone”

  1. Nos están entrando unas ganas locas de ir a verlo!!!! Saludos a toda la familia.

  2. Que guapos estáis. Un placer veros tan bien en los estados unidos. Aquí seguimos luchando por los EU de Europa. Un abrazo fuerte de Donostia. Zorionak. Txomi

  3. Que pasa familia? Cenando en Coruña hace un par de semanas me acorde de vosotros.
    Y esta noche he encontrado el blog en internet…me lo he leido del tiron…es un turnpager!

    Me alegro que vaya todo tan bien, que buena experiencia para todos!
    Me suscribo al blog…asi viajare con vosotros A traves del mundo

    Besos y abrazos,
    David

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)