Jul 302012
 

El lunes viajamos en avión de San Francisco a Calgary. Alquilando el coche y ya nos dimos cuenta que el buen rollo californiano se había quedado allí. En cambio el sentido comercial sigue siendo distinto a Europa. Como tuvimos que esperar por nuestro coche 10 minutos y no estaba bien limpio, nos hicieron una buena rebaja. Otra cosa que ha cambiado son las medidas, hemos vuelto a los Kilómetros y a los grados centígrados y hemos dejado las millas y los grados Farenheit. Lo que sigue siendo es todo grande. Nuestro coche es enorme, realmente enorme.

 

De Calgary fuimos directamente a Banff. Es un pueblo dentro del Parque Nacional de las Montañas Rocosas. Pasamos una noche. Muy turístico, limpito, bien organizado y como de postal.

Después estuvimos 3 días en el medio de las rocosas en una casita de madera.

El recorrido que hicimos en las Rocosas fue de Banff a Jasper, no hay muchas más posibilidades porque hay una única carretera. Es un sitio absolutamente espectacular, los paisajes son impresionantes, montañas, ríos, lagos, cascadas, glaciares, cañones, cataratas y para rematarlo hay osos. En el camino te vas parando y está bien pararse en todos los sitios que te recomiendan porque todo es de quitar el hipo.

Estuvimos viendo

Lake Louise. Es como una postal, es tan perfecto que en las fotos parece que nos hemos colocado delante de un decorado. El color de los lagos es distinto, es así por las partículas que transporta el agua de los glaciares.

Lake Moraine

Lake Peyto

Mistaya Canyon

Athabasca Falls. Aquí conocimos a una pareja de holandeses que van a estar  un año recorriendo América. Tienen un camión militar reconvertido y viajan con su perro.

Medicine lake

Monte Edith Cavell

 

 

Los highlights

Nuestra casita de madera. Alan y Madeleine montaron hace 13 años un alojamiento. Hay una casa principal y otras dos divididas en apartamentos. Es ecológica, funciona con energía solar y suplemento de gas, está construida especialmente aislada y te piden que no hagas actividades dañinas para el medioambiente (paseo en helicóptero, rutas en 4×4). Alan nos dio muy buenos consejos sobre las actividades que merecen la pena en las Rocosas, nos buscó una tienda para comprar botas, nos recomendó ir al glaciar (andando, no en los camiones), nos buscó alojamiento para  el siguiente destino…Tienen un perro (Laura) que se hizo muy amigo de José y Yago. Durante el invierno es el único alojamiento que permanece abierto, no porque tengan muchos huéspedes sino porque viven allí. Para el turismo funciona solo 4 meses.

Los osos. Desde que llegamos Yago va en el coche buscando osos. Al principio nos reíamos de él porque pensábamos que estaba perdiendo el tiempo, pero ahora es el que se ríe. ¡Yago vió el primer oso y estaba al lado de la carretera! Entiendo que te adviertan que todos los osos son peligrosos y que no te bajes del coche porque parecen de peluche y tienes ganas de ir a jugar con ellos. A los dos días Yago ve a otro oso y no es uno, sino una osa con su cría, son preciosos. Para rematarlo en la carretera principal vemos otro. Se forma una marabunta impresionante, la gente sale de los coches y viene la guardia de parques a advertir que vuelvan a los coches. La verdad es que es emocionante encontrarte a un animal salvaje tan de cerca. (José está preparando un post y hay fotos en los animales de América)

Glaciar de Athabasca. Hay dos maneras de ir, en unos camiones oruga o subir caminando por el glaciar. Alan nos recomendó esta segunda fórmula y es lo que hicimos. Para ser sincera, lo reservamos porque lo dijo él pero yo que soy un poco comodona pensaba que subíamos en camión y después dábamos una vueltecita. En lugar de eso la cosa consistía en subir andando con crampones y la excursión duraba 3-4 horas. Al principio me dio pereza, pero mereció absolutamente la pena. Empezamos con lluvia y frío y después cambió a soleado. Fue precioso y nos encantó a toda la family. José y Yago no se separaban del guía y subían dando saltos. Yo estaba un poco atacada pensando que se podían caer por una grieta…en fin, como somos las madres!. Y ahora hablemos del glaciar. Como la cosa siga así, dentro de 20 años, si vuelven nuestros hijos, no quedará hielo porque se está derritiendo a una velocidad de vértigo. En los últimos 30 años ha perdido el 60% de su volumen!!!!! Cada año tienes que ir más arriba para encontrar el principio del glaciar, pierde un metro de altura cada mes. Oímos hablar del cambio climático, pero cuando ves estas cosas da miedo.

En Jasper pasamos solo una noche, en un tipo de hotel muy típico de aquí de cabañas. Por la noche fuimos a cenar a un restaurante y vimos la inauguración de los juegos olímpicos (en diferido), los cachondos de los canadienses pusieron anuncios en Rumanía y se reconectaron en Pakistan asi que nos perdimos a la delegación española. Cuando volvíamos al hotel vimos un caribou (reno) al lado de las casas, estaba tan integrado que yo pensé que era una estatua (podéis ver una foto en el post de animales de América)

Aquí os dejo una perla. La ropa que puedes usar durante 2 semanas y no huele??!!!

 

Después de Jasper terminan las Rocosas y vamos hacia la costa, a Kamloops.  Es la primera noche que no tenemos reservado hotel, Carmen va un poco preocupada a ver si vamos a tener donde dormir. Llegamos a las 11, pero hay cambio de hora, son las 10, encontramos sin problema donde cenar y después buscamos un hotel. Dormimos como lirones.

 






 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)